¿Cómo reactivar la economía?

¿Cómo reactivar la economía? es una pregunta que trae de cabeza a más de un político y cuya respuesta quisiera saber más de un empresario o inversor a parte del político de turno. La solución no es nada sencilla, pero emprendiendo acciones, arriesgando, y aprendiendo de los errores, poco a poco se puede empezar a ver la luz al final del túnel.

La semana pasada se conoció la noticia que el Gobierno Vasco a través de su departamento de Industria, ha implantado en 10 meses 1.555 nuevas tecnologías en 417 microempresas vascas.

Consideran microempresas, aquellas que tengan 10 o menos empleados, incluidos los autónomos. Previo diagnóstico a medida reciben soluciones informáticas a medida, de esta forma han sido auditados un total de 13.000 negocios.

Tal y como dice el artículo de finanzas.com, “Estas 1.555 soluciones se concretan en posicionamiento de la empresa en Internet, portal web, posicionamiento virtual en Google maps y gestión eficiente de la empresa.” Aprovechan también para informar de más soluciones TIC y las ventajas que puede conllevar trabajar con ellas, como puede ser la disposición de recursos en la nube.

Todo esto conlleva a que estas empresas se modernicen y mejoren su competitividad, ya enumerábamos en nuestro anterior post de la semana pasada los motivos que existían para tener presencia en Internet, optimizan sus recursos, amplían mercado, y finalmente la salud económica de la empresa mejora y en cascada el contexto económico de un país.

Es verdad que los sectores que han apoyado son los de consumo doméstico o pequeño consumo como “Comercio al por menor”, “Mantenimiento y Reparación de Vehículos a motor” y “Establecimientos de Bebidas y Restaurantes”, es decir sector servicios. Los esfuerzos de inversión en España deben ir enfocados a todo el entramado de pequeñas y medianas empresas, dado que son las que actualmente representan un mayor número de trabajadores y todo apunta a que se incremente.

Uno de los sectores de mayor crecimiento es el que aglutina el mercado de las nuevas tecnologías, y lo que se debería cambiar es que pasemos de ser un país consumidor a ser un país productor, esto no es más que apoyar a las ideas y crear nuevas empresas que puedan surgir de una gran idea y que con apoyo de las TIC  se pueda crear, no es más que una startup, podemos poner como ejemplo Bubok, startup española, que te permite publicar un libro de manera gratuita aprovechando las posibilidades que ofrecen las nuevas formas que existen de leer a través de varios dispositivos entre ellos los pensados exclusivamente para este fin, o saber la demanda que pueda existir del libro impreso tradicionalmente aprovechando la información extraída de su portal de Internet . En este aspecto los límites o no existen o todavía estamos muy lejos de ellos.

Redacción